Pollo Al Limón




Hoy toca recetita de comida internacional pero inevitablemente con ese sabor "made in spain". El pollo al limón es quizás de los platos más solicitados en los restaurantes de comida china, y en el intento de encontrar la receta exacta, y después de muchos intentos, me quedo con esta. Que si bien es muy difícil encontrar ese punto que ellos le dan, esta receta se le parece bastante. Espero que os guste.

Ingredientes:
500 gr. de Filetes de pollo cortados muy muy finos
1 Huevo
Harina de trigo
Harina de Maiz Refinada (Maicena)
1 Vaso de Agua 
El zumo de 1 limón y medio
6 Cucharadas de azúcar
1/2 Cucharadita de Vinagre
Sal
Pimienta molida
Aceite de Girasol para freír

Elaboración:
Lo primero que haremos será preparar el pollo salpimentandolo (muy poca pimienta) y exprimiéndole el zumo de un limón  Mezclamos bien para que coja el limón.
A continuación pondremos a hacer la salsa. En un cazo ponemos el agua, el zumo del 1/2 limón restante,el vinagre y el azúcar. Lo llevaremos a ebullición y lo mantendremos a fuego medio para que vaya concentrándose.
Para la tempura batiremos el huevo con una pizca de sal y otra de azúcar, le añadiremos 3 cucharadas de harina de trigo y de maicena tamizandolas con un colador. Mezclamos bien. Le añadimos el agua poco a poco sin para de remover hasta que nos quede una masa homogénea de una textura parecida a la de las natillas. Rectificando de harina o agua según sea necesario. 
Pondremos el aceite a calentar, cuando lo tengamos iremos pasando los filetes de pollo uno a uno por la tempura, con cuidado de que queden bien cubiertos y poniéndolos a freír. No pongáis muchos filetes juntos para que frían bien sin pegarse unos a los otros. Lo dejamos unos 3 minutos por cada lado, sin dejar que lleguen a dorarse demasiado. Los sacamos sobre un papel absorbente para que chupe el exceso de grasa. Continuamos friendo hasta que los tengamos todos.
En este tiempo ya la salsa al limón habrá reducido un poco. La espesaremos un poco más añadiéndole un par de cucharas de maicena disueltas en medio vaso de agua fría. Cuando empiece a espesar la tendremos lista.
Ya sólo queda cortar las pechugas en tiras, echar la salsa por encima y ¡a comer! 

Sugerencias:
Si os gusta la salsa con un sabor más fuerte podéis añadirle el zumo del otro medio limón. Si os gusta con más salsa, duplicáis las cantidades de todos los ingredientes.
Si probáis la salsa mientras se está haciendo quizás os resulte un tanto extraña, pero creedme, al ponerla con el pollo gana mucho en sabor.
Para freír también podéis usar aceite de oliva, pero absorbe mucho el sabor y ya nos alejamos más del toque que intentamos conseguir.

Espero que os guste y os animéis a probarla!



Entradas populares