Salsa Philadelphia a la Pimienta Verde




La salsa a la pimienta verde es quizás una de las salsas por excelencia para platos de carne. ¡Quién no la ha probado alguna vez! Seguro que todos o casi todos también la habéis hecho en casa. En este caso he querido darle un giro y cambiar un poco la versión tradicional. El resultado es un salsa muy cremosa y suave con un toque picante que no dejará indiferente a nadie.

Ingredientes: 
3 Cucharadas de Queso Philadelphia (podéis usar la marca que queráis pero os recomiendo esta)
100 ml. de Leche Entera
1 Cdta. De Harina de Trigo
1 Cdta. De Mantequilla (sustituible por aceite)
1/3 de Pastilla de Caldo de Carne
15-20 Pimientas Verdes
Sal

Elaboración:
En un recipiente apto para microondas y en el que podamos meter la batidora después pondremos el queso con la leche, la mantequilla, 8-10 pimientas (según lo picante que la queráis), una pizca de sal y la pastilla de caldo e introducimos en el microondas unos 30 segundos a potencia máxima. Sacamos removemos y si vemos que el queso aún no ha terminado de fundir seguiremos calentando en intervalos de 10 segundos. Cuando esté líquido añadimos la cucharada de harina y batimos con la batidora. Si es para comer en el acto, añadimos el resto de las pimientas en grano, mezclamos con una cuchara y lista para servir. Sí vais a tardar en servirla el queso cuajará de nuevo, así que no le pongáis el resto de pimienta y cuando vayáis a servir calentáis, volvéis a pasar por la batidora para que no os queden grumos y entonces añadís los granos restantes y servís.

Sugerencias:
Si os gusta más líquida podéis añadirle un poco más de leche. Por el contrario si la queréis más espesa sólo tenéis que añadirle una pica más de harina hasta dar con vuestra textura.
Si tenéis en casa (no suele ser mi caso) podéis utilizar una cucharadita del concentrado de carne que suelen vender en los supermercados, el más famoso es el Bovril.

Espero que os guste y os animéis a probarla. ¡Hasta la próxima!





Entradas populares