Calamares Rellenos en su Tinta



Esta receta de calamares rellenos es casi la que se ha comido en mi casa de toda la vida, y digo casi, porque como siempre suelo darle algún pequeño giro. En este caso, la salsa lleva la propia tinta del calamar.

Ingredientes:
6 Calamares medianos (preferiblemente frescos, con sus rejos y sus aletas)
1 Bollo de pan de masa dura de unos 300 gr.
100 gr. de jamón picado
1 trocito pequeño de tocino o panceta
2 rodajas de salami
1 Huevo
4 Dientes de Ajo
1 Cebolla
1 Vaso de vino blanco
1/2 Litro de Caldo de Pescado
Tinta de calamar
Perejil
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración:
Si vuestro pescadero no os ha limpiado los calamares, empezaremos por limpiarlos, reservando a ser posible la tinta del calamar. Cortaremos los rejos y las aletas y le daremos la vuelta al calamar. Si no sabéis (he de reconocer que yo tampoco y siempre lo hace mi marido) pinchando AQUI pódeis ver el vídeo de un bloguero que explica perfectamente como limpiarlo y darle la vuelta,
Una vez que ya lo tenemos vamos por el relleno. Sacaremos la miga del bollo desmenuzandola muy bien para que queden trozos muy pequeños. Añadiremos los rejos y las aletas del calamar previamente cortados.
Pondremos también casi todo el jamón, reservando un pellizco.
En el vaso de la batidora pondremos el trocito de tocino o panceta, las dos rodajas de salami, el jamón que nos faltaba por echar, dos dientes de ajo, un poco de perejil y el huevo. Batimos y mezclamos en un bol con la miga, el jamón y los rejos. Al relleno no le echaremos sal porque el pan, el jamón, el salami y el tocino se encargarán de darle el punto de sal.
Rellenaremos los calamares sin apretar mucho para que cuando encojan no se revienten. Cerraremos atravesando la abertura con un palillo. Si os sobra relleno no os preocupéis, al contrario, mejor si os sobra porque lo aprovecharemos en la salsa.
Para la salsa pondremos a calentar en una cazuela  el aceite. Picaremos la cebolla y los otros dos dientes de ajo y lo pondremos a pochar. Cuando lo tengamos añadimos el relleno sobrante y rehogamos machacando bien con una cuchara de madera para que no se quede compacto. Añadimos los calamares y rehogamos durante unos minutos a fuego medio. Echamos el vino y dejamos hervir 3 o 4 minutos. Añadimos el caldo y el pellizco de sal. Dejamos cocinar a fuego medio durante aproximadamente una hora.
A mitad de la cocción añadiremos la tinta del calamar, removiendo cuidadosamente para que ligue.
Cuando ya estén tiernos los calamares apartaremos del fuego, sacaremos en un plato los calamares y echaremos la salsa en el vaso de la batidora. Trituramos todo y si os gusta una salsa más fina pasáis por el colador.
De nuevo con la salsa terminada en la cacerola ponemos de nuevo los calamares y dejamos cocinar unos 15 minutillos más. Apartamos y listos para servir!

Sugerencia:
Si no os gusta la tinta de calamar, solo tenéis que añadirle al principio de la cocción una pizca de colorante alimenticio. El resto de los pasos igual.
En este caso para presentarlo, me decidí por poner un poco de salsa en el plato, cubrir con unas crujientes patatas pajas y servir el calamar ya cortado encima. Podéis acompañar de lo que mas os guste, pero os recomiendo probar con arroz blanco que ligareis con la salsa en su tinta, o con unas simples patatas fritas.

Espero que os guste y os animéis a probarla. ¡Hasta la próxima!

Entradas populares