Croquetas de Cocido



Hace un par de días subí una entrada de un cocido de garbanzos, pues bien como me sobró carne decidí hacer una riquísimas croquetas. Aquí tenéis la receta.

Ingredientes:
Carne sobrante del cocido
3 Cucharadas de harina de trigo
1/2 litro de leche (si no os gusta la leche podéis sustituirla por medio litro de caldo que os haya sobrado o hayáis apartado del cocido)
Sal
1 Cucharada de mantequilla
2 Cucharadas de aceite de oliva
2 huevos
Pan rallado

Elaboración:
Picamos la carne en daditos pequeños. En una sartén antiadherente ponemos una cuchara de aceite, calentamos y rehogamos la carne un par de minutos. Apartamos en un plato. En la misma sartén echamos la mantequilla y la otra cucharada de aceite (esto es para que la mantequilla no se queme con el calor) y ponemos al fuego hasta que se derrita.  Ponemos a calentar la leche (o el caldo) en un cazo. Añadimos la harina a la mezcla de mantequilla y aceite y la cocinamos removiendo constantemente durante al menos 3 minutos. Cuando esté lista, añadimos la carne y la sal y mezclamos. Bajamos el fuego casi al mínimo. Como la leche ya estará caliente se la añadimos del tirón para que no nos queden grumos, y con ayuda de una cuchara de madera mezclamos bien. Dejamos al fuego sin dejar de remover hasta que la masa se desprenda de las paredes de la sartén. Entonces ya la tendremos lista. Apartamos en un plato o fuente y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez esté fría yo suelo meterla en la nevera un par de horas para que me cueste menos trabajo dar la forma. 
Cuando ya haya pasado este tiempo, sacamos. En un plato ponemos el pan rallado y en otro batimos los huevos. Para ayudarnos y que la masa no se nos peque en las manos, nos las impregnaremos con un poco de aceite de oliva. Con ayuda de un tenedor vamos cogiendo pellizcos de masa, nos la ponemos en las manos y le vamos dando forma una a una. Pasamos por el huevo, después por el pan rallado y reservamos.
Cuando ya estén todas, o bien las freímos o las podemos congelar. Si decidimos congelarlas lo que yo suelo hacer es coger un tupper grandecito y ponerle un poco de papel aluminio encima. Pongo una primera capa de croquetas en fila, cubro con papel aluminio, otra capa y así hasta que terminemos. Así podemos congelar sin que se nos peguen. Cuando ya estén congeladas podremos sacarlas de ahí,  meterlas en bolsitas y nos ocupará bastante menos espacio en el congelador.
Para freírlas lo haremos en una sartén con abundante aceite dándoles la vuelta para que se doren por igual. Yo particularmente no suelo hacerlo en la freidora porque al llevar huevo ensucia mucho el aceite.

Pues esto es todo..  espero que os guste la receta y que las disfrutéis. Yo siempre suelo tenerlas hechas en casa y cuando me vienen amigos las frío y son un éxito asegurado!

Hasta pronto! 



Entradas populares