Ñoquis Al Roquefort



Con esta receta muchos pensarán... ¡ñoquis! Se compran, se cuecen y ya... Pero no, no se compran. Estos ñoquis son de fabricación casera. El resultado es el mismo que con los comprados en el super, pero claro, cuando uno mismo hace las cosas, le saben hasta mas ricas. Sin hablar del motivo económico, ya que por el mismo importe que nos puede salir en el super un paquete de 2 raciones, al hacerlos en casa podemos sacar hasta 8. Aquí va la receta:

Ingredientes:
Para los Ñoquis:
4 patatas medianas
1 huevo
300 gr. de harina
Sal
Pimienta
Aceite de Oliva
Para la Salsa (2 raciones):
200 ml. de Nata para cocinar
1/4 de cebolla
60 gr. de Queso Roquefort
1 Cucharada de Aceite de Oliva
Perejil Picado
Orégano
Albahaca
Sal

Elaboración:
En una olla ponemos a cocer las 4 patatas (sin pelar) cubiertas con agua y un poco de sal. Cuando estén tiernas apartamos y dejamos enfriar.
Pelamos las patatas y las troceamos. Las ponemos en un bol y trituramos con el tenedor hasta que nos quede un puré. Salpimentamos y añadimos un buen chorro de aceite. Mezclamos bien. Batimos el huevo y se lo añadimos. Volvemos a mezclar. Por último iremos añadiendo la harina poco a poco y amasando hasta que obtengamos una masa que se despegue fácilmente. (mejor con las manos)
Dejaremos reposar un par de horas.
Pasado este tiempo echaremos un poco de harina en la encimera. Iremos cogiendo particiones de la masa y con ayuda de las manos haremos un rulo largo y como de un dedo de grosor. Con un cuchillo cortaremos el rulo en porciones pequeñas. Cogeremos cada porción, la redondeamos con la mano, y con el cuchillo marcaremos una linea central por una de las cara de la bolita. Así haremos hasta acabar la masa.
Como os habrá salido mucha cantidad la podréis congelar. Yo os aconsejo hacer particiones por las raciones que soláis consumir, cogiendo como base que una ración (generosa) son mas o menos 20-25 ñoquis. También os facilitaría mucho a la hora de descongelar después, que los congeléis en una bandeja sin amontonar unos con otros, y ya una vez congelados los podáis meter en bolsitas de congelación en las cantidades que queráis.
Cuando los vayamos a cocinar (si lo tenéis congelado deberéis descongelarlo previamente a temperatura ambiente) los pondremos a cocer durante 3 minutos aprox. en una olla con agua hirviendo (yo más que el tiempo suelo coger como referencia cuando los ñoquis suban a la parte de arriba de la olla). Pasado este tiempo los sacamos con cuidado y los ponemos a escurrir
Para hacer la salsa, pondremos a pochar en una olla o sartén la cebolla. Cuando esté blandita añadiremos el queso moviendo constantemente. Cuando empiece a fundirse añadiremos la nata, el perejil, el orégano, la albahaca y la sal. Dejaremos hervir a fuego medio-lento hasta que el queso se haya fundido totalmente. Añadiremos los ñoquis, dejamos al fuego un par de minutos más, apartamos y ¡listo para comer!

En este caso yo he utilizado Roquefort porque es la salsa más común para este tipo de pasta, pero habitualmente yo los hago con queso azul, queda mucho más suave. En la variedad está el gusto, y seguro que encontráis vuestra salsa favorita.

Espero que os haya gustado y os animéis a probarla. ¡Hasta pronto!


Entradas populares