Puchero Andaluz





Partiendo de la base que hay tantas variedades de pucheros como personas que lo hagan haya, la receta es muy parecida para todos. En muchos sitios el puchero es conocido como la olla o recipiente donde se hace el cocido, pero en nuestra tierra, el puchero es algo más que eso. Es una de esas recetas que como decimos por aqui... "resucitaría a un muerto" Así que si nunca lo has probado o simplemente aún no has aprendido hacerlo, por favor sigue leyendo que no te arrepentirás.
Con estos ingredientes os puede salir comida para 4 personas, dos veces, pero se puede congelar sin problemas, y es que hacer un puchero para una sola comida y menos personas es francamente difícil.

Ingredientes:
300 gr. de garbanzos en remojo.
200gr. de Ternera para guisar
200gr. de Magro de Cerdo
1 Muslo dePollo o Gallina
1 Trozo de Tocino Fresco
1 Trozo de Tocino de Jamón
1 Trozo de Hueso de Jamón (que tenga carne)
1 Hueso Blanco
1 Trozo de Espinazo
Costilla Salada
1 Zanahoria
1 Patata
Agua
Arroz o Fideo Gordo

Elaboración:
Pelamos la zanahoria y la patata. Enjuagamos para quitarle el exceso de salazón el hueso, el tocino, la costilla y el espinazo. Lo ponemos todo en una olla menos el arroz. Llenamos con agua cubriéndolo todo y lo más arriba que podamos. pondremos en el fuego a hervir. Cuando empiece con ayuda de una espumadera iremos retirando la espuma que suelta la carne. Si lo estamos haciendo en una olla rápida cuando deje de soltarla podremos taparla y una vez tenga la presión, bajar el fuego casi al mínimo y dejar 25 minutos. Si usais en olla normal os puede tardar unas 2H en que la carne esté tierna. Si veis que se va consumiendo el caldo le añadís más agua. Os debe de quedar un caldo mas o menos blanco. Si veis que pasado el tiempo está amarillento es que está fuerte de sabor, para arreglarlo yo suelo sacar toda la carne y los huesos y añadir mas gua. Dejarlo hervir un ratito más y ya lo tendréis
Llegados a este punto si vuestra olla es de unos 4L o mas tendréis comida para dos o 3 veces, así que retiráis caldo dejando sólo el que vayáis a utilizar. Yo suelo repartir los garbanzos, la patata y la zanahoria y la pringá (la carne) en tantas veces como tupper de caldo haya sacado.
Cuando vayáis a comerlo sólo debéis añadir a vuestro gusto el arroz o los fideos, esperar que se ponga tierno y a comer. La cantidad de arroz o fideos no la pongo porque eso depende de para cuantas personas sea la comida, pero yo siempre mido el arroz al antigua, dos puñados no muy llenos por persona más uno de gracia, como decía mi abuela.
No os digo nada de sal porque con la que nos habrán dado los huesos y el jamón no hará falta más, pero cuando hayáis echado el arroz o los fideos podéis probarla y rectificar si fuera necesario.
La pringá suele comerse a continuación del arroz, bien picada y mezclada en un plato, aunque hay quien la pica dentro del plato y se lo come todo a la vez. Hay tantas opciones como gustos!



Sugerencias:
Mi madre tiene costumbre de echarle cuando se pone a hervir el caldo y antes de echar el arroz un trozo de pimiento y otro de tomate. A mi me encanta!
También en muchos sitios le echan una ramita de hierbabuena fresca, pero como a mi no me gusta, directamente lo pongo en el plato del comensal que lo solicite antes de apartarle la comida.
Con la pringá que os sobre, si es el caso, podéis reutilizarla en varias recetas, como por ejemplo estas riquísimas CroquetasTortillitas de PringáPatatas Rellenas, en un bocadillo, en un revuelto o hasta en una Pizza he llegado a utilizarla con salsa Barbacoa y Mozzarella. De este plato solo se desperdician los huesos!

Espero que os guste y os animéis a probarlo



Entradas populares