Tarta de Manzana (estilo americano)




Llevaba años queriendo probar la típica American Apple Pie, pero por una cosa o por otra nunca me decidía a hacerla, así que el otro día me dió por fin por investigar sobre esta receta. Después de consultar muchas (bastantes mas de las que os imaginéis) me fui a la cocina y me puse manos a la obra mezclando lo mejor de cada una de ellas. ¿El resultado? Pues la verdad es que es una tarta muy poco dulce, con un sabor muy peculiar pero muy distinta de las que solemos tomar en España. No os puedo dar una comparación porque son totalmente distintas, pero la verdad es que está bastante buena. 

Ingredientes:
Para la Masa Brisa: 
250 gr. de Harina
125 gr. de de Mantequilla (que no margarina)
2 Huevos
1 Pizca de Sal.
Para el Relleno:
5 Manzanas Reinetas
4  Cdas. De. Azúcar
1/2 Cdta. De Canela Molida
1 Pizca de Nuez Moscada en polvo
1 Nuez de Mantequilla
1 Huevo
4 Cucharadas de Nata Líquida

Elaboración:
Lo primero que haremos será la masa. Para ello pondremos en un bol y apunto pomada la mantequilla. La batiremos con el huevo hasta conseguir una crema homogénea. A continuación echaremos la harina tamizada y la pizca de sal. Amasaremos hasta incorporar todo bien y que se desprenda de las manos y el bol. Liaremos en un film transparente e introduciremos en el frigo un ratito para que se endurezca un pelín.
Pelamos y laminamos las manzanas. Ponemos a derretir en una sartén la nuez de mantequilla y salteamos añadiéndole la canela y la nuez moscada durante unos segundos. Añadimos el azúcar y removemos a fuego fuerte durante un par de minutos mas. Apartamos del fuego y volcamos sobre un colador para retirar los jugos.
Precalentamos el horno a 180º.
Volvemos a la masa. Engrasamos y enharinamos el molde. Cogemos la mitad de la masa y la estiramos con ayuda de un rodillo y ponemos sobre el molde dejando que sobresalga un poco de este. Volcamos las manzanas si llegar hasta arriba. Batimos el huevo y le agregamos la nata y se lo echamos por encima a las manzanas, con la mitad de esta mezcla será suficiente, no se lo echéis todo.  Cubrimos con la otra masa estirada o bien hacéis tiras y las entrelazáis para que quede como la que yo hice, que aunque es un poco entretenido no conlleva ninguna dificultad.  cerramos los bordes hacia adentro e introducimos en el horno durante 30 minutos, calor arriba y abajo y mas bien en una posición baja.  Pasado este tiempo pincháis con un palillo y si sale limpio ya está la tarta. No la dejéis mas tiempo para que se dore porque se os podría endurecer mucho la masa. Sacamos, esperamos unos minutos para no quemarnos y desmoldamos para dejarla enfriar sobre una rejilla. 

Sugerencias:
La masa brisa la podéis usar de la que venden ya hecha. Si no la encontráis también podéis usar hojaldre, aunque entonces es mejor no desmoldar, pero aunque sea en el molde, es importante lo de enfriar sobre una rejilla.
Si no sois muy dados a especias, no le pongáis ni la canela ni la nuez moscada, podéis hacerla sin estas o bien aparte de prescindir de las especias, no echar el huevo batido con la nata y a cambio añadirle un bote de compota de manzana, o unas cucharadas de mermelada de melocotón o ciruela. 
Como me pareció un poquillo seca esta tarta, decidí acompañarla de compota de manzana, así aparte de darle jugosidad, le dí un poco de más dulzor.


Espero que os guste y os animéis a probarla. ¡Hasta la próxima!





Entradas populares