Milhojas de Berenjenas


Hoy quiero dedicar este post a uno de mis seguidores, que receta tras receta me sigue, me lee, me comparte y me corrije. Es de esas personas que nunca hubiera imaginado que tendría como apoyo en este proyecto, pero que sin quererlo me lo ha demostrado. El quería una receta sin horno y mas bien sana, y siendo un andaluz de pro, creo que le puede ir como anillo al dedo. Gracias Darío. (https://twitter.com/dariojuradodbl

Ingredientes: (para 2 personas)
1 Berenjena
100 gr. de Jamón Serrano (o curado)
6 cuñitas de Queso Tierno o Semi Curado
4 Cucharadas de Salmorejo (si no sabéis la receta al principio de la elaboración os la resumo)
Miel de Caña
Harina Especial de Tempura
Agua
Aceite de Oliva
Sal

Elaboración:
Lo primero que debemos hacer sera el salmorejo, para ello necesitaremos 1 tomate bien "colorao", 1 diente de ajo, sal, aceite de oliva y vinagre (opcional un pellizco de pan en remojo)
Pelaremos el tomate y el ajo y lo batiremos hasta que nos quede un puré. Añadiremos un par de cucharadas de aceite de oliva, un chorreoncito de vinagre, un pellizco de sal y el pan. Batimos hasta que nos quede una textura muy fina.
A continuación cortamos 8 rodajas muy finas de la berenjena (aprox. 2mm) desechando el principio y el final para que nos queden mas o menos de igual tamaño. Enjuagamos y ponemos en un plato con una pizca de sal.
Ponemos a calentar en una sartén el aceite para freír las berenjenas (con medio dedo de aceite está bien)
Hacemos la tempura según las instrucciones de la marca, pero os debe quedar una masa más bien ligera.
Cuando el aceite esté caliente, vamos pasando las rodajas de berenjena por la tempura y echándolas a freír. Con 2 minutos por cada lado debería bastar para que quede un aspecto como de patata chips. Sacamos y retiramos el exceso de aceite dejándolo sobre un papel absorbente. 
Cuando las tengamos todas iremos emplatando, para ello pondremos en la base de cada plato dos cucharadas de salmorejo, una rodaja de berenjena, jamón, berenjena, queso, berenjena, jamón, berenjena y el ultimo trozo de queso para decorar. Por ultimo dejaremos caer unos hilos de miel por encima. ¡Listo para comer!

Sugerencias:
Podéis cambiar el queso por el que más os guste, pero no os recomiendo que sea un queso muy fuerte de sabor, ya que taparía al de la berenjena y al jamón.
No pongáis mucha sal a las berenjenas, que al llevar el jamón ya tenemos un punto salado.

Espero que os guste y os animéis a probarlo. ¡Hasta la próxima!



Entradas populares