Huevos a la Florentina



Bueno, pues empezamos el Blog con una receta bien sencilla. Todos los platos se pueden complicar en la medida que uno quiera, pero como el nombre indica, es un blog de cocina fácil. 

Ingredientes (para 2 personas):
1 Bote de espinacas (600 gr aprox.)
1 brick de bechamel
2 dientes de ajo
2 huevos
1 tarrina de jamón serrano en dados
2 cucharaditas de aceite
Sal

Elaboración:
Ponemos a precalentar el horno a 200º.
Picamos los ajos en rodajitas muy finas. En una sartén echamos el aceite y freímos los ajitos. Cuando ya empiecen a coger color añadimos las espinacas y sazonamos. Rehogamos a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente. Añadimos los taquitos de jamón y seguimos moviendo un minuto mas. Añadimos la bechamel guardando un chorrito para después  No paramos de mover para que se mezcle bien la bechamel con las espinacas. Este proceso no debería de dudar mas de 3 o 4 minutos. 
En una bandeja o molde apto para el horno volcamos toda la mezcla de espinacas y rompemos un par de huevos encima. Vertemos alrededor la mijita de bechamel que nos queda, y sazonamos levemente la yema.
Introducimos en el horno durante unos 10 minutos, al menos hasta que la clara cuaje bien, y la yema ya es al gusto del consumidor. 
Sacamos, emplatamos y listo!
Como he dicho antes las recetas se complican al nivel que uno quiere, y en esta receta tenemos la opción de comprar espinacas frescas y hervirlas (400 gr por personas y hervir entre 18-20 minutos)  o bien comprarlas congeladas y cocerlas. El resto del proceso sería el mismo.
También podemos hacer nosotros mismos la bechamel, en este caso necesitaríamos:

Receta de Bechamel: 

Ingredientes:
400 ml de leche
4 cucharadas de harina de trigo
2 cucharadas de mantequilla o margarina
1 cucharadita de café de nuez moscada
1 pizca de sal

Elaboración:
Pondremos en una sartén la mantequilla a calentar. Cuando esté derretida añadiremos la harina y empezaremos a remover con una cuchara (preferiblemente de madera). Poco a poco iremos añadiendo la leche (previamente calentada para evitar que salgan grumos), la sal y la nuez moscada. Si vierais que no se queda fina y salen los grumitos, cogemos la batidora y se la pasamos hasta que quede en su punto. Debe de quedar para este plato como una cremita no demasiado espesa. El resto del proceso, según he explicado antes.

Espero que os guste y ¡ya me contareis!





Entradas populares